Se ha producido un error en este gadget.

marzo 06, 2014

Etiquetas, estigma-discriminación

"Porque de la abundacia del corazón habla la boca"  Mateo 12:34


Ayer leí una entrevista realizada a R. de Cardenal donde dice -ella dice - que existe una "Ley Natural" (en la cual parece ser experta) que indica lo que es "normal y lo que no" por ejemplo: la homosexualidad se cura, porque eso es igual a tener labio leporino y si a uno le operan y sigue un tratamiento pues ¡se cura!.

Al leer eso yo sinceramente no sabía si reír o llorar de pena ajena... dice la señora entre otras ideas que no supo fundamentar como no fuera diciendo que "existen muchos estudios" (de los cuales no conoce ni el nombre ni los autores, pero "existen porque lo dice ella" y estos estudios han dicho: que los condones producen cáncer (el 94% de los cánceres de cérvix del mundo), que "la enfermedad rara que mata homosexuales" se ha extendido por el mundo debido a que existen los condones y que las mujeres mueren de preeclamsia "porque usaron condón con sus maridos" (no es invento, esa entrevista se puede leer en El Faro.net), pero a mí esto sólo me sirve de introducción porque le tengo poca paciencia a la tal Regina y de sus tonterías salto a otras en las que me hizo ponerme a pensar...

Sutil... creo que esa es la palabra adecuada para referirme a esa manera de expresarnos cuando queremos decir algo que sabemos que puede sonar fuera de lugar pero, como no podemos dejar de mencionarlo, lo decimos en chiquito: negrito, gordito, o acompañados de un "pero" con el que salvamos la conciencia: pero así le quiero, pero así le acepto...

Entonces, yo digo de acuerdo, peeeeero.... no por eso deja de ser lo que es: lenguaje sexista, homofóbico, racista, machista, xenofóbico, estigmatizante.   Lo que sigue tal vez sea de otro calibre comparado con las declaraciones de R. de Cardenal, pero va en la misma línea y me permito citar algunos ejemplos en representación de eso que se va escuchando por la vida y que denota, tal vez no tanta soberbia, pero sí una disimulada manera de pensar que sin querer nos vuelve racistas, homofóbicos, xenofóbicos, machistas o por lo menos, dignos representantes de una sociedad discriminativa, ¡altamente discriminativa!:

Es "negrita/o" pero bonita/o...
Es gay/lesbiana pero yo así le quiero...
Es pobre pero inteligente...
Es ateo pero buena gente...
Es mujer pero bien "buxa".
Es gordito/a pero su cara es bonita...
Es católico pero decente...
Menos mal que es evangélico... (léase el tono irónico)


Etiquetas, discriminación...  no nos damos cuenta, pero cuando hablamos de esta manera también estamos discriminando porque ¿qué tienen que ver el color de la piel, la preferencia sexual, la condición económica, la religión, el sexo y tantas otras cosas con la simplicidad de que la gente es quien es y no las etiquetas que a menudo son producto de prejuicios internos que nos hacen arreglar una frase para disimular lo evidente y que es lo que en realidad pensamos, porque las frases anotadas anteriormente son iguales a decir lo siguiente (la misma mica con distinta cola como diría mi abuela) pero se oyen menos fuertes, ¿a que si?:

Es bonito/a a pesar de ser negrito/a  ¿Qué tiene que ver el color con la belleza???
Yo le quiero a pesar de que es gay/lesbiana ¿Alguien nos quiere a pesar de ser heterosexuales o de alguna otra cosa que se relacione a la forma de vivir nuestra sexualidad?
Es inteligente a pesar de ser pobre ¿Está la riqueza o la pobreza ligada intrínsecamente con la inteligencia??
Es buena gente a pesar de ser ateo/a ¡Vaya soberbia la que nos posee a veces a los creyentes!!
Es bien "buxa" aunque es una mujer ¿Ser hombre o ser mujer tiene que ver con ser mucho o poco listo?
Tiene cara bonita a pesar de estar gordo/a  Estereotipos de belleza... ¡Solamente!
Es decente a pesar de ser católico  ¿Es el catolicismo sinónimo de indecencia?
Es evangélico y los evangélicos no hacen eso ¿Las personas evangélicas son todas son iguales??

Que yo sepa ninguna religión es garantía de que alguien por pertenecer a ella sea bueno, sea malo, haga o no haga X o Y cosas, al final, las personas somos quiénes somos (únicas e irrepetibles) y actuamos de acuerdo a valores personales y decisiones propias, no a las etiquetas que otros y otras quieren ponernos constantemente y menos aún a esas disfrazadas en diminutivos cariñosos con los cuales se pretende dejar sin evidencia un 'verdadero yo' acaso un poco lleno de prejuicios...

A veces pasa que NO nos identificamos con las personas que viven la discriminación en carne propia porque no la hemos conocido, sin embargo, es que el mundo es redondo y no es necesario ser un negro en tierra de blancos (o lo contrario), ni gay en un mundo dominado por los heterosexuales para ser discriminado o marginado... que nos lo diga un "latino" en países donde se creé que eso es sinónimo de ser delincuente, un inmigrante en lugares donde tan sólo por "no tener papeles" se puede ir a la cárcel, una mujer en tierras donde sin un hombre que la represente ella no puede hacer nada.

Tal vez nos falta seguirnos educando y seguir abriendo la mente y afinando el corazón para que la diversidad no nos espante y mucho menos que nos coloque en el atrio desde donde juzgamos a la gente tan sólo por ser negra, gorda, alta, flaca, religiosa, atea, gay, hetero, trans, lesbi, rica, pobre...

ETIQUETAS, DISCRIMINACIÓN, ESTIGMAS...  ¡¡Tonterias!! 



Nos enchufamos, gracias!


imagenes contadores

Dejen su comentario