Se ha producido un error en este gadget.

julio 31, 2007

Harry Poter

Posted on 12:07 by María Ofelia ZP

Como muchos ya saben, estoy más que enganchada a esta historia, misma que ha llegado a su final y que me estoy leyendo a pausas... igualito que cuando se tiene que afrontar una despedida y se le da largas para que no llegue pues... así que lo estoy leyendo (sí!!!!!!!!) pero despacito, y luego, me preparo para leer los 7 libros uno tras otro (sin esperar dos años de por medio para saber qué pasa), pero por ahora, para quienes también son aficionados a esta historia, les djo el siguiente arículo que me parece interesante. Un abrazo.

Mari-Of

El Antes y el después de Harry Potter

Y por fin llegó el 21 de julio, día del lanzamiento de la anhelada última entrega de la serie de libros protagonizados por el mago más popular -y redituable- de la historia.

Harry Potter and the Deathly Hallows (cuya traducción en español será algo así como Harry Potter y las reliquias de la muerte) fue puesto en venta el sábado pasado en un fenómeno comercial inédito no solo para el ámbito del libro, sino para cualquier otro rubro en general. Por lo que muestran los números y lo que hacen deducir las largas colas previas para conseguir el libro, Lisa Holton, presidenta de Scholastic -la editorial que publicó la versión en inglés para el mercado norteamericano-, no exageró en su comparación de días pasados: "La emoción, la anticipación y la histeria que hubo en todo el país este fin de semana fue un poco como la primera visita de los Beatles a Estados Unidos".

Como se esperaba, el séptimo tomo de la saga fue récord absoluto de ventas. Ningún otro libro, ni siquiera las entregas anteriores de la misma serie, habían desaparecido tan rápido de las estanterías. Contra lo que suele suceder, la obra en papel venció también a la versión fílmica: generó una ganancia mucho mayor que el reciente estreno de la última película sobre el aprendiz de mago, Harry Potter y la Orden del Fénix.

Filtraciones del secreto mejor guardado

No se trataba de proteger la fórmula secreta de Coca-Cola, ni los archivos clasificados de la CIA. Y, sin embargo, los recaudos para mantener ocultos los destinos de los personajes potterianos estuvieron a la par. El operativo de seguridad fue extremo e incluyó guardias en todo momento, vigilancia satelital de los camiones que transportaban los volúmenes, coberturas de lona negra para los ejemplares hasta el último minuto... El libro se produjo, se transportó y se depositó en las librerías con la mayor confidencialidad y reserva. Lo cual, por supuesto, no hizo más que aumentar la expectación de los fanáticos. Esto, sumado a las declaraciones de la autora J. K. Rowling acerca de que este es "su libro favorito" y de que en él "morirán personajes principales", hizo subir la ansiedad de los seguidores a niveles inauditos.

Solo algunos editores, redactores, ilustradores e imprenteros pudieron ver los libros antes de su exhibición. Sin embargo, a pesar del sumo cuidado, parte del contenido se filtró unos días antes por Internet. Lo que atenuó las revelaciones es que aparecieron mezcladas con hipótesis inventadas por fanáticos.

J. K. Rowling se enojó mucho con los dos periódicos estadounidenses que publicaron reseñas el día anterior a la puesta en venta: "Estoy asombrada de que decidieran publicar lo que aparentemente echa a perder la publicación, sin tener ninguna consideración por los deseos de, literalmente, millones de lectores, particularmente niños", dijo. Y no descartó iniciar demandas. Pero los diarios no son el único canal que compite con la lectura del libro: a casi una semana del lanzamiento, ya se ofrece una versión -de cuya fidelidad todavía nadie da fe- en español, gratis, en un blog de la web.

Harry Potter y sus precursores

Harry Potter nació con buena estrella. Una vez que Rowling consiguió que una editorial le publicara el manuscrito (las primeras se lo rechazaron: todavía debe de haber un par de gerentes editoriales que se están dando la cabeza contra la pared por no haber reconocido el potencial del libro y haber pensado que era solo otra historia más de magos para el público joven), todo fue camino allanado. Pero tal vez esto tenga una explicación más profunda que la suerte y esta sea que la serie no sale de la nada, sino que es la continuación de una historia de probado éxito a lo largo de la literatura occidental: la leyenda de qué pasó con los hijos de los tres héroes griegos más importantes cuando marcharon a la guerra de Troya, es decir, con Pirro (el hijo de Aquiles), Hermione (la hija de Menelao) y Orestes (hijo de Agamenón), cuyas vidas se cruzan dramáticamente. Esta fue la ocurrencia -afirma Karina Bonifatti, autora del ensayo De la Ilíada a Harry Potter- que tuvo Rowling en ese viaje en tren al que siempre se refiere como el origen de su inspiración: hacer libros con la infancia de estos personajes, llamándolos Harry, Hermione (!) y Ron, y adaptando despiadadamente escenas, figuras míticas y situaciones de la literatura clásica.

Según Bonifatti, los protagonistas de Harry Potter tienen su paralelo en importantes personajes míticos que nacen a la literatura con Homero. El nombre de la heroína, Hermione, hija única de Helena de Troya, es la primera pista para desentrañar esta estructura de equivalencias. Con el objetivo de que el lector comprenda por qué el mágico trío compuesto por Harry, Ron y Hermione se corresponde con el mítico triángulo entre Pirro, Orestes y Hermione; y por qué la lucha de Gryffindor contra Slytherin se sobreimprime a la mítica guerra de Grecia contra Troya, De la Ilíada a Harry Potter comenta la obra de Homero y Virgilio, algunas piezas clásicas que retomaron el mito (de Sófocles, Eurípides, Racine, etc.) y los seis libros de Harry Potter para quienes, habiendo prescindido de su lectura, se interesen en este ensayo.

Un heredero para Harry Potter

La voracidad insaciable caracteriza a las empresas. Para las casas editoriales, es imperativo y urgente encontrar pronto un sucesor para la saga Potter que pueda reiterar su éxito de ventas.

El primer editor que creyó en Rowling anunció que ya ha descubierto al próximo best seller. Barry Cunningham, editor de la casa inglesa Bloomsbury en 1996, cuando le cayó en las manos el original de Harry Potter, afirmó que el nuevo boom será Will Burrows, un niño arqueólogo que halla un mundo perdido debajo de la ciudad de Londres, en la novela Tunnels. No se sabe si es un vaticinio fundamentado, una estrategia de marketing o una profecía que busca 'autocumplirse', pero Cunningham apuesta todo a esta nueva novela en su nueva (y ahora propia) editorial Chicken House.

Por su parte, Rowling se guarda una carta para el final y ha confirmado que va a escribir una suerte de enciclopedia "potterica" en la que va a responder todas las dudas pendientes sobre el mundo mágico de Harry y sus criaturas fantásticas como los animagos, los basiliscos, los elfos, los fawkes y los thestrales.

Paciencia. Nos queda esperar la publicación en español de este último capítulo de la serie. Mientras tanto, podemos dedicarnos a debatir en conjunto y a compartir hipótesis acerca de los destinos de los personajes. Y para eso generamos un espacio especial en los foros de este mes.

¡Hasta muy pronto!

Editorial LibrosEnRed

No Response to "Harry Poter"

Leave A Reply

Gracias,
Ma. Ofelia

Nos enchufamos, gracias!


imagenes contadores

Dejen su comentario