Se ha producido un error en este gadget.

enero 20, 2010

Veinte días y contando...

Posted on 8:52 by María Ofelia ZP

Veinte días y ya el año nos empieza a mover… la vida.

El terremoto de Haití acapara no sólo nuestra capacidad de asombro, de conmoción y compasión, también todos los titulares y los principales planes de ayuda a corto y mediano plazo de muchos gobiernos en el mundo.

Me cuesta mucho entender este tipo de cosas cuando pasan y sé que no soy la única. Mis por qué junto a los de miles que como yo están anonadados no tienen respuesta. He vivido junto a la gente de mi propio país más de dos terremotos, sé lo que es el miedo a que siga temblando y la pena de que personas muy queridas hayan perdido a sus seres queridos y también su casa y demás bienes materiales.

No sé si es válido decir que "gracias a Dios nunca me ha sucedido nada directamente ni a nadie de mi familia", siento que es injusto alegrarme porque a mí no me pasa, pero el hecho es precisamente que hasta hoy siempre hemos salido asustados pero nada más…

Sin embargo en Haití, según las noticias principalmente su capital y poblados cercanos están literalmente en ruinas… la ONU afirma nunca haber tenido que enfrentar una situación semejante (al menos en tiempos modernos) y eso es debido principalmente al caos de un sitio sumido en el desorden y la desgracia. ¿Dónde estarán los funcionarios y fuincionarias? Muchos murieron y otros tal vez se dedican a enterrar a sus propios muertos… ¿Y las ONG’s? algunas por el suelo, otras intentando hacer algo entre un mar de necesidades…

Estaba leyendo un comunicado de un representante de Volens (una ONG Belga) y habla de la frustración de ver tanta necesidad y no poder nada o asuficientemente significativo al menos de momento. Ha empezado a llegar la ayuda cuentan otros, sigue temblando nos cuentan las noticias.

Por otro lado siento como el 2010 ha tomado un rumbo definido desde muy temprano. Este será un año de muchísimos cambios sin duda alguna. Y los cambios inician con los muchos anuncios de variados tipos en estos 20 días… Unos alegres y alguno que me dejan con el corazón encogido y un hoyito en la panza con el que no sé bien todavía qué hacer …

A veinte días de haber iniciado un nuevo año me agarro fuerte de un pasamano imaginario y pido al Dios en el que creo que me ayude a sostenerme porque siento que el mundo se está moviendo y por ratos pienso que también se está rasgando. Unos han vuelto y otros se van. Mi pequeño mundo está a punto de cambiar irremediablemente.

Acabamos por fin la mudanza de la oficina a una nueva casa. Atrás los recuerdos de un sitio que albergó nuestro esfuerzo, nuestro trabajo y el encuentro de muchas personas que en 20 años han trabajado en la Fundación… La nostalgia vino a visitarnos al decir adiós al “palo de mango”, a la casa, a “nuestra oficina”.

Mi prima Ruth (la pequeña tontina) se mudó el sábado a vivir con su novio y mi sobrina la Dani’ a una nueva casa. Para ella es la segunda mudanza de su vida, la primera fue a los 4 años y puede decirse que ahora es la primera que significa un cambio de vida consciente.
Para mí verla salir de casa con sus cosas subidas en un camión y ayudarla acomodar un poco su nuevo hogar significa otra pieza en el fin de esa etapa que nos permitió a hermana, mi hermano y a mí crecer junto a 5 primos en una “misma gran casa” donde tenernos fue la dicha más grande que un niño o una niña puede conocer: tener hermanos para jugar, pelar y ser cómplices.

Ahora crecimos y la casa ya no alberga nuestras voces nada más que cuando llegamos de visita. Es la ley de la vida opinaba la mamá de mi prima el sábado para convencerse a sí misma de que aquella mudanza que le cambiaba la propia vida en ese momento es parte del destino…

En veinte días ya el 2010 ha movido el piso y ha cambiado vidas.
Es el cambio climático opinan algunos. Es el fin del mundo dicen otros.
Para algunos ha sido ya el fin de su vida en este mundo. Y como a mi me pinta lo que viene es el fin de un tiempo tal como ha sido para transformarse en algo que espero tenga las bases firmes para poder seguir siendo tan bonito aunque sea diferente.

El mundo está cambiando. Seguimos contando… mientras seguimos!.

No Response to "Veinte días y contando..."

Leave A Reply

Gracias,
Ma. Ofelia

Nos enchufamos, gracias!


imagenes contadores

Dejen su comentario