Se ha producido un error en este gadget.

mayo 09, 2007

hablemos de la prevención.

Posted on 13:12 by María Ofelia ZP

A todas las edades de la vida y en cualquier pais de mundo la muerte es posible y sucede. Sin embargo, hay países, como el mío, donde más que una posibilidad es "el pan de todos los días".

Estoy trabajando como facilitadora con niños y pre-jóvenes, en un programa preventivo que quiere hablar con los chicos sobre muchos temas de su interés, esperando por lo menos, despertar un gusanillo que les invite a pensar cuando les toque enfrentar esas decisiones tan dificiles que se presentan a los preadolescentes y a los adolescentes referente a muchos temas...

El caso es que estos bichos tienen entre 12 y 15 años aproximadamente, viven en algunas de las barriadas o las zonas rurales cercanas a San Salvador y hemos tenido algunas jornadas de trabajo entre abril y mayo/07. En principio todo normal ante los temas, con la tontería propia de la edad: "me da risa, me da pena", etc., rompemos el hielo, viene la confianza y empezamos a caminar.
Todo bonito, jugamos y aprendemos juntos, hasta que de repente empiezan a aparecer detalles que a mi, en lo particular, me parecen alarmantes (aunque muy realistas). Uno de ellos, el que verdaderamente me preocupó es el siguiente:

"Que vean la muerte, su propia muerte, como algo tan real que puede suceder, cualquier día ye n cualquier momento".

Y no es que quienes habitamos sociedades violentas como la nuestra no lo veamos así, pero, a ver, a los 12,13, 14, 15 años generalmente se piensa en...mmm.. a ver si me acuerdo (jeje), pues en cosas normales de la edad ¿o no?, se empieza a ver la vida con todas sus posibiliades, y uno/a se va encontrando de a poquito con las nuevas experiencias que en el futuro serán los recuerdos de esos inolvidables y hermosos años como dice la canción, 'de ayer, cuando teníamos 16' y si se piensa en la muerte, pues se ve como como "eso que sucede cuando llegamos a viejos", pues, actualmente aquí, en El Salvador, los adolescentes (al menos estos de los que hablo) ya lo miran como "una de las razones por las cuales podrían no alcanzar sus metas". Cuando yo espero una respuesta así como: "porque no me esfuerzo lo suficiente..., etc.", voy y me topo con: " porque me pueden matar". Y si uno se atreve a escarbar más encuentra respuestas concretas como: 'puedo ir caminando por la calle y morir en una balacera', 'me pueden matar por no querer entrar a una mara (pandilla)', 'me pueden matar por estar dentro de una mara', 'me pueden matar por robarme la gorra', 'me pueden matar por no tener una cora' ($0.25 de dólar).

A mi realmente me eriza la piel, y me deja pensando... definitivamente este mundo está cambiando. Concretamente, El Salvador va cambiando vertiginosamente y realmente no sé hacia dónde?


En serio!, intento recordar qué cosas pensaba yo a esas edades, y no es que haya pasado tanto tiempo (jeje) sinceramente ya no me acuerdo, pero eso sí, de alguna manera sé que yo no pensaba en la muerte como una posibilidad de todos los días... acechando en la puerta de mi casa... acechando como el lobo del cuento...

Sé que estos programas no mejoran los barrios o evitan que a alguien le pase cualquier cosa si va pasando por el lugar equivocado en el minuto equivocado..., tristemente no es así, pero sí creo que podemos evitar que muchos jóvenes sigan viendo la mara como su única opcíón para sentirse parte de algo... Yo, particularmente, no tengo nada que decir a un marero activo, pero sí a uno que ya no quiere estar, y aún más a los que ahora son niños y niñas que ni saben que más adelante les esperan caminos tan duros como el de una mara, que son niños y niñas como cualquier otro y que sin embargo por haber nacido bajo determinadas condiciones parece que traían desde siempre un boleto de entrada y sin retorno al mundo tan duro y dificil de las pandillas juveniles, porque sencillamente están alli como parte de su entorno cercano, y no hay quien quiera orientarles para que enrumben su camino en otra dirección.

Y bueno, creo que es necesario decirlo: YO CREO EN LA PREVENCIÓN, creo que todavía es posible vivir de otra manera. Ilusa! sé que eso es lo que pensarán algunos. Lo acepto. Pero sin embargo prefiero ser ilusa e intentar hacer la parte que me toca a darme por vencida de antemano.

También creo en la educación... creo en las puertas que se abren, creo en los esfuerzo de muchos. Creo que juntos podemos. Creo que Dios está con nostros. Pido para que como buen padre y buena madre nos ilumnie. AMÉN.

No Response to "hablemos de la prevención."

Leave A Reply

Gracias,
Ma. Ofelia

Nos enchufamos, gracias!


imagenes contadores

Dejen su comentario