Se ha producido un error en este gadget.

febrero 28, 2008

El Camino del Encuentro... Costa Rica 2007

Posted on 13:06 by María Ofelia ZP




Luego de algunas cuantas peticiones, reclamos, preguntas etc., aqui, enmendando lo que en este par de meses puedo llamar "un poco de vagancia" y "falta de recursos tecnológicos e informáticos", que generó muchas bromas entre Charlie y yo, porque cada que Kath reclamaba por "la ausencia de noticias", yo le decía a él: que "como yo no tengo ni compu ni cámara entonces no puedo mandar fotos..." y él me respondía, que "como él no tiene blog, entonces tampoco puede escribir nada..." así, juntando los esfuerzos, en un intento de despejar las dudas generadas en estos meses, algunas de las cuales nos han dado francamente mucha risa... aquí les envío mi artículo sobre el viaje a Costa Rica, el cual empecé con toda sinceridad en la segunda quincena de enero pero entre una cosa y otra lo envío hasta hoy, cuando ya se termina febrero con el comentario que espero me crean, y es que se me han pasado los días casi sin darme cuenta... Pendiente más fotos hasta que me manden algunas muy chulas de las de cada quien ehhhhh!!!

En el fin de año 2007, tuve la oportunidad de vivir junto a cinco pares de pares (como dice mi hermana) una de las alegrías más grandes que desde mi punto de vista un puede experimentar, volver a ver a los viejos amigos. Precedido por una larga cadena de e-mails, carreras, dudas, certezas, preparativos, peleas para ponernos de acuerdo, tomar decisiones, agarrar cupo en el avión, en los hoteles, etc., etc., etc., Viajando desde distintos puntos, cuales peregrinos modernos que se suben en un avión en lugar de un burro, una pandilla compuesta por personajes muy singulares y diferentes entre sí, que hace muchos años tuvimos la oportunidad de conocernos en territorio guanaco (léase, mi hermoso paisito...) nos preparamos para el "reencuentro" en la ciudad de Alajuela en Costa Rica.

Motivo Primario: Bautizo de Antonio.

Motivos extras, aunque no menos importantes: Vernos de nuevo. Contarnos de primera mano esas cositas que pasan por nuestras cabezas. Ponernos al día con la vida de cada uno y cada una. Saber qué hemos hecho, qué todavía queremos, qué ya no queremos hacer, qué cosas logramos, cuáles se fueron de las manos… Recordar por qué, a pesar de la distancia, de las diferencias, del tiempo y de lo conflictos internos de cada cual, un día nos hicimos amigos y construimos una de esas amistades que al parecer, por los vientos que soplan y como el tiempo lo va demostrado: será para siempre.

Me nace al respecto decir, que como todos los encuentros sinceros, este también ha dejado huellas muy hondas en mi alma. Quién lo hubiera dicho cuando todo empezó como un encuentro casual que promete simplemente satisfacer algunas necesidades de quién llega a vivir por primera vez a un país. No habríamos podido imaginar en ese presente de 1999 que a fuego lento y con muchas idas y venidas de cada uno, se empezaba a cocinar nuestra amistad y que de ella vendrían tantos otros amigos y amigas sin los cuales ahora muchas de las historias en nuestro haber no serían contadas. Unos antes, otros después, el caso es que a Dios gracias y claro, al esfuerzo por mantener viva "la llama del amor" (a no! si no somos novios... jajaja), AQUÍ ESTAMOS... AMIGOS EN LAS BUENAS, EN LAS MALAS Y EN LAS PEORES, CLARO QUE SÍ.
Vivimos tiempos difíciles, tal vez que en todos los rincones del mundo, hay crisis de valores, soledad, guerras, hambre, violencia, delincuencia, injusticias... etc., todas esas cosas marcan a las personas que forman los pueblos de distintas maneras, de allí, vienen las formas de vida que con los tiempo se van poniendo de moda, y la gente va cambiando y asumiendo poco a poco los cambios... eso se llama adaptación y es buena, sin embargo, no lo es tanto cuando al irnos enfrentando a los cambios y asumiendo las transformaciones nos vamos olvidando poco a poco de quiénes hemos sido, de dónde venimos, por dónde hemos pasado y de las personas que a lo largo del camino en su momento han sido importantes. Y aún es peor cuando olvidamos por qué lo fueron.

A veces a los seres humanos nos gusta pensar que lo que vamos consiguiendo es producto de nuestro esfuerzo y disciplina, de nuestro valor y de nuestras luchas o de repente tal vez de nuestros rezos, visto de esa manera todo pasa porque “nos lo merecemos”. Así, fácilmente dejamos de lado, atrás, o sencillamente en el olvido a todos esos otros seres que nos han acompañado, aunque sea por breves trechos del camino, y que pusieron sus manos, sus hombros, su energía, su fuerza y su amor para darnos un empujón, ayudarnos a caminar, a resistir, y a conseguir lo que anhelábamos. Yo soy una como todos, pero de vez en cuando, por justicia, creo que es necesario reconocer que hay personas que han sido claves en mi camino, sin las cuales nunca sabré cómo hubiese sido el recorrido, pero sé, sí que lo sé, que algo habría faltado y nada habría sido lo mismo.

Los amigos y amigas con quienes compartí este viaje, entre algunos otros para ser justa y porque para mi suerte hay más, han sido como un faro, cada uno en su estilo particular y en momentos distintos, pero como el amor sólo lo es cuando sucede en correspondencia, sé, sin modestias falsas que ha sido una luz en reciprocidad.

Veo hacia atrás y sé que nuestro encuentro en la vida ha sido un regalo y que haber hallado la forma de darle continuidad a esta amistad a pesar de los kilómetros que nos separan, los cambios, el tiempo y los precios de los boletos aéreos de TACA¡! (jeje) es uno mayor y más aún, cuando nuestra amistad redunda en otros lazos que han nacido y se conservan siendo el punto de convergencia este grupo tan andariego, donde la amistad traspasa culturas, momentos personales, formas de pensar y de sentir, etcétera, y prevalece el cariño porque eso ha sido siempre lo primero por encima de todo. Así, en el fin del 2007, nos hicimos presente, en una (ahora llamada) tradición que nació sin darse cuenta de que nacía y que para nuestra fortuna ya lleva 3 encuentros cada dos años desde aquellas navidades en Madrid en el año 2003, que se repitió en La Paz, Bolivia en el fin de año del 2005, y como vemos, también fue posible en Costa Rica en este pasado 2007 y esperamos continuarla en "algún lugar del mundo" en el fin de año del 2009, si Dios Quiere. ¿Será posible el otro Sur? Recemos.

Para ninguno de los viajeros el 2008 se perfila como uno sin cuestas, más bien, es que parece el año dedicado a la ciudad de Tegucigalpa!!! pero sin embargo seguimos soñando, y seguimos esperando, y son nuestros testigos las mesas de los cafés de la peatonal de San José, las villas Colibrí en la ciudad de Alajuela, "el paraíso particular de Víctor y Johanna" allá en el Rincón de Zaragoza de Palmares, las calles del parque de diversiones, los kilómetros de la carretera, La Fortuna con su Volcán Arenal y su lago, la lluvia y la cena de fin de año, la iglesia al calor de lo que fueron "casi dos homilillas", el abrigo de una familia encantadora que nos llenó de atenciones en medio del estrés que puede generar recibir visitas del extranjero y preparar a la vez, un bautizo y una boda (!!!), porque allí quedaron expresados nuestros deseos, los sueños que creemos posibles y aquellos con los que soñamos por el simple placer de soñar aunque realizarlos no dependa necesariamente de nuestras solas fuerzas.

Por eso, porque seguir creyendo es parte fundamental de nuestra manera de vivir, al compás de una voz que salía de la cámara en un vídeo grabado unas horas antes, emulando las 12 campanadas que indicaban el final del 2007 en esa parte del mundo (de quién creen que era el vídeo ah?.. jeje), nos encomendamos a Dios, nos atoramos de uvas (por aquello de las supersticiones), nos bebimos la champaña, brindamos por la esperanza, por la vida, por los deseos de cada uno, por los de los amigos, por quienes estaban lejos y por los que estábamos allí, claro que también lo hicimos por el cumpleaños de Hilda, y juntos dimos la bienvenida al nuevo año 2008, al cual enfrentamos con alegría y por qué no decirlo, hasta con algún grado de ese sentimiento que convierte a algunas en personas valientes.

Aunque pasan los días, aún siguen muy presentes en mi memoria la voz de Salvador cantando en francés, invitándonos a un viaje exploratorio de cualquier lugar, o diciendo luego de horas y horas de viaje "me quiero bajar de este carro" (y mi propia voz resonando en mi cabeza: YO TAMBIÉN!!!), la náusea compartida con la Mariana, su dulzura combinada con el carácter de un toro salvaje que me hace recordar a mi misma desde cuando tenía su edad!!!, el encantador Toñito que sube la ceja “como su mamá”, Miguel Ángel fiel a las reglas como siempre, Hilda haciéndonos reír con cualquier comentario o sus tacos españoles… César, mi casi hermano intentando averiguar si en el tiempo en que no nos hemos visto ha pasado “algo que todavía no le he querido contar” (mmm, ¿será? Jajá), Charlie recordando los tiempos cuando sus hijos eran chiquitos y dejándose robar el corazón por la Mariana, su niña inolvidable. La Patito y su primer viaje en avión, Toño y una faceta en la que le vemos muy poco: ¡de vacaciones!

Nada de eso olvido, ni las pequeñas dificultades, ni la lluvia, ni el viento, ni la lancha, ni la carretera horrorosa entre Alajuela y el Arenal. Pero tampoco olvido el "déjà vu" que me hacía sentir como si realmente no han pasado todos estos años y todavía es 1999 y vamos al cine, al teatro, a la Panetiere, o a cualquier otro lado metidos en un vochito color azul mientras pasan los días y nos vamos haciendo amigos, o el 2003 y dan las cinco de la tarde, salgo del trabajo y nuevamente en un vocho pero ahora color blanco, me paso por Fe y Alegría para recoger a Kath y nos vamos juntas a tejer nuestra amistad acompañadas de un buen café y frijoles al estilo de su abuela...

Es el 2008 y esta Patria Grande llamada América Latina se torna realmente inmensa cuando pensamos en volver a vernos... Pero sabemos que al final no serán las circunstancias sino nuestro genuino deseo de que suceda el que propiciará el próximo encuentro. Porque al final, cada vez creo más en esa frase que dice que "cuando uno desea algo con todas sus fuerzas, el universo conspira para que suceda" (P.C.)Por mi parte me siento con fuerzas renovadas, con el corazón agradecido por haber vuelto a ver a mis amigos y que ello me haya hecho reencontrarme con esa que soy cuando estoy con ellos: Yo misma, con el corazón multicultural.

Un abrazo a todos y todas y especialmente a los pequeños que forman ya la nueva generación, quienes pusieron la nota inolvidable del viaje y cuyas anécdotas son recordadas por aquí a menudo aún por aquellos a quienes solamente se las hemos contado, como Salvador diciendo que "unos hombres -bien malucos- le hicieron eso a Jesús" mientras señalaba al Jesús sangrante en la iglesia del bautizo..., o la Mariana dejando claro quién manda aquí mientras expresa desde las profundidades aún chiquitas de sus 2 años: NO, MANA!!!. Y para Antonio, el niño que según mi mami, parece de esos que salen en las revistas...

Muchas gracias a los acompañantes de primera con los que viajamos desde San Salvador, SsssChaaalie, la Patito, Toño... Gracias, por esta amistad a prueba casi hasta de nosotros mismos ;-)

Gracias a los amigos Ticos que nos recibieron como si de amigos de toda la vida se trataba.

Un beso a todos y todas, gracias por la esperanza que inyectan a mi vida, por su ejemplo de luchas y de vidas, por seguir creyendo y seguir esperando. Por hacer posible ese ayer y este hoy que abre la posibilidad absoluta de un mañana en nuestra amistad sin fronteras. Con el amor de siempre,

Y con una dedicación especial a quienes querían venir y no pudieron, y a mis amigos y amigas en muchos otros sitios del mundo, en nombre de aquellos tiempos que no se olvidan, y con la esperanza de otros en los que sea posible, otra cerveza, otro jamón, otro vaso de chicha morada, otra tacita de café al caer la tarde.

Porque "el verdadero amor no es otra cosa que el deseo inevitable de ayudar a otro para que sea quien es... mucho mas allá de que esa autenticidad sea o no de mi conveniencia... mucho mas allá de que, siendo quien SOS, me elijas o no a mi, para continuar juntos el camino". (J. Bucay).

3 Response to "El Camino del Encuentro... Costa Rica 2007"

.
gravatar
Akicage Says....
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
.
gravatar
Charlie Says....

¡Que sinopsis tan EMOCIONANTE! Para compartir con los que no pudieron acompañarnos y para quienes tuvimos la suerte de ir... es volver a vivir. Solamente 2 cosas: Insisto en decir (y ahora lo hago públicamente) que es una lástima que el mundo se pierda de una gran cuenta historias (escritora) nada mas que por cobarde, por tenerle miedo al papel en blanco y no por otra limitación... y una protesta oficial por haber tenido que escribir el comentario bajo amenazas (no porque no quisiera hacerlo, aunque yo soy mas de leer que de comentar) sino porque me dijeron que si no comentabamos despues de todos los avatares foto-periodistico... entonces tomarian cartas en el asunto... JAJAJAJAJAJAJA esto me ha causado simpatia desde que comenzaron los correos de "se han perdido, que se han hecho...." etc. etc. etc....
Termino con un saludo a todos y gracias por esta maravillosa historia de amor (¡ay no, de eso no!), digo de agape, confraternidad, camaraderia, cariño, aprecio y simpatía.
Charlie

.
gravatar
Fenrisar Says....
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Leave A Reply

Gracias,
Ma. Ofelia

Nos enchufamos, gracias!


imagenes contadores

Dejen su comentario